Colectiva / Extensiones (o el fin de lo virtual)

25.02.2014 - 11:00

Del 3 de diciembre al 2 de febrero. Muestra Colectiva: Campanella, Masi, Whyte, Fischer, D´Acosta, Tabares, Genta, Pereyra, Pelenur, Mendizabal, Col.Corto, Vila, Secco, Gurmendez, Romero, Zunini, Finkelstein, Berruti, Czeszler.

Colectiva: Ana Campanella, D. Masi, Margareth White, Rita Fischer, Yvonne D´Acosta, G. Tabares, Gustavo Genta, Ernestina Pereyra, M. Pelenur, Marcelo Mendizabal, G.Corto,  Vila, F. Secco, Mane Gurmendez, Cecilia Romero, Alvaro Zunini, A. Finkelstein, Valentina Berruti, Verónica Czeszler.
---

Esta exposición reúne el trabajo de un grupo de artistas que abordan la tensión que existe entre el espacio de la representación y el objeto real (físico). Si bien todos trabajan, un grupo de discursos (temas) completamente distintos, emplean recursos que se encuentran en el espacio que hay entre el objeto y lo virtual.

Este abordaje fenomenlógico, de la actividad visual, con tintes anacrónicos, intenta reconocer un acontecimiento perceptivo en común, una necesidad de construcción visual, que suponemos causada por el desgaste actual de la imagen.

Todos los artistas salen hacia lo real, mostrando la necesidad de distancia con respecto a la imagen entendida como representación, todos dibujan el espacio. Si bien esta curaduría no los aglutina en base a un tema en común, lo hace por la vía de un abordaje necesariamente perceptivo. Este es visto en su sentido corporal y como metáfora de la necesidad del sujeto de acercarse a la obra.

Todos los artistas presentes reclaman la presencia del espectador, de sus movimientos, de la interacción con el espacio expositivo. Los artistas tratan de afirmar la experiencia estética como un lugar próximo y personal. 

Esta actitud contemporánea, se ve reconocida como consecuencia del acecho constante y la sobreabundancia del sistema visual y su lógica.  Pero no hablamos de negación sino de movimiento y este movimiento, o giro visual, puede ver su antecedente en el trabajo dejado por los neodadaistas, Calder o  Jean Arp. Estos  recuperaban el objeto en sí tanto como otros artistas abordaron el collage o el  ensamblaje en busca de salir del plano  como Rauschemberg, Schwitters y  Picasso por decir solo unos pocos.

La diferencia sutil con los artistas actuales, y aquí presentes, radica en que explorar esa tensión,  volviendo a habitar ese espacio intermedio, es mas importante que salir al mismo. Esto es una forma de aferrarse al lenguaje del arte, permite afianzar la especificidad del campo artístico mientras se conectan directamente con la realidad.

A partir de aquí queda en manos del espectador descifrar cada uno de los discursos que los artistas proponen y que visión del mundo nos presentan. 
 

Compartir